Virgo y sus signos compatibles

Virgo tiene sus inicios mitológicos con la diosa Astrea, hija de Zeus, quien portaba los rayos y estaba a su servicio. Por ser leal a su padre, Zeus la recompensó colocándola en las estrellas como virgen, siendo así la única de las diosas quien no pierde su virginidad. La balanza que llevaba en su mano se convierte en la constelación próxima a ella, Libra.

Debido a sus orígenes, podemos ver la compatibilidad que tiene el signo de Virgo con Libra. Ambos se complementan y pueden crear una relación amistosa y de trabajo muy fuerte y duradera pues han estado juntos desde el inicio de los tiempos. Encontrándose una al lado de la otra, estas constelaciones presentan alta compatibilidad, sin embargo, pueden llegar presentar dificultades en el ámbito amoroso. Con una naturaleza previa de trabajo y cooperación, el amor explora un área que no había sido antes cursado por estas dos fuerzas del universo. Es por esto que cuando un Virgo se enamora de un libra puede ser complicado, en especial porque presentan tantas características en común de apoyo mutuo y objetivos similares.

La naturaleza de Virgo es una de servicio y apoyo. Estas características le permiten a la persona nacida bajo el signo de virgo ser muy nutrimental para aquellos que se encuentran a su lado. Es por esta naturaleza de ser una fuente de crecimiento y amor, que se le relaciona con el símbolo de la mujer y la fecundidad. Aunque el mito incluye a una virgen, la constelación de virgo permite el crecimiento a través de proveer alimentos y nutrientes a aquellos próximos a ella. Esto llevó a que los agrícolas de tiempos pasados encomendaran sus cosechas a la diosa Astrea, quien era representada como una mujer con una espiga en su mano, dando el nombre a la estrella Spica de su constelación.

La cualidad de servicio de una persona nacida bajo la constelación Virgo, le permite una gran capacidad de desarrollar una gran relación con la constelación de Tauro. Como se ve en la constelación del toro, ellos tienden a tener una fuerza y una transmisión de energía potente y casi sin fin que necesita de otra persona capaz de recibirla y encaminar sus esfuerzos. Estas características dan precisamente a virgo un potencial de hacer una gran pareja, quien es a su vez una fuerza pasiva. Las fuerzas de Tauro encontrarán un ambiente seguro y nutrimental en Virgo, quien además de asegurarse de poder acomodar a Tauro, le dará los consejos y la sabiduría de una mujer para que se pueda mover en una buena dirección y no se vea constantemente nublado de su juicio por impulsos que no puede controlar.

Virgo se encuentra en su mejor forma cuando recibe de otros y se asegura de que aquellas energías que recibe sean tratadas con amor y cariño, permitiendo que las mismas tengan una fuerza positiva y sean usadas para buen camino. Comprensión y apoyo son las características más presentes en alguien nacido bajo esta constelación, y hacen una gran compañía amistosa, además que pueden dar a su pareja fidelidad y lealtad incorruptibles.

PUEDE INTERESARTE