¿Es Virgo un signo egocéntrico?

Virgo es un signo colmado de energías de servicio hacia el prójimo, pero existen ocasiones en las que esas energías de ayuda se vuelven hacia él mismo y el objetivo de las intenciones de Virgo, es sí mismo. Esto puede contradecir de cierta forma los valores y las cualidades positivas que la constelación de la virgen intenta entregar a aquellos nacidos bajo su manto. Debemos entender cómo es que esto llega a suceder y las consecuencias tanto negativas como positivas que emanan de ello.

Los nativos de Virgo, son personas que buscan el bien de los demás de forma desinteresada; su mayor preocupación es ayudar y se sienten contentos cuando logran mejorar la vida de alguien más. Esto no deja de lado el aspecto humano de la gratitud, pues aunque les gusta ser útiles a la sociedad, también les gusta sentirse apreciados y recibir la gratitud que conlleva la realización de un acto benévolo. Más sin embargo, hay ocasiones en las que su intento de ayudar se vuelve hacia sí mismo y se olvidan del prójimo.

Según las experiencias que haya vivido la persona que recibe con más facilidad las energías de Virgo, se verá afectado el espíritu de dicha persona. Ese elemento que decide apuntar hacia el bien y alejarse del mal se puede ver confundido por algunas experiencias negativas. Una de las posibilidades es que durante su vida, el virgo haya sido ignorado o marginado por sus prójimos. Por asuntos físicos o por malentendidos es que esa persona de Virgo se ve rechazado por aquellas personas que le rodean y a quienes ha querido ayudar; ocasionando así que tenga que redirigir sus energías positivas hacia otra parte. Más sin embargo, después de verse rechazado o ignorado por mucho tiempo, encuentra que la única persona que no rechaza su naturaleza bondadosa y servicial, es hacia sí mismo. Entonces es cuando comienza un ciclo sin fin donde la energía abundante que tiene se recibe por él mismo creando el comportamiento que se puede comparar a un egoísta o egocéntrico.

Este tipo de comportamiento, es el resultado de un ambiente hostil en la infancia, y mucho tiempo de experiencias negativas pueden resultar en un comportamiento de ignorar al prójimo porque se le inculcó la idea de que se encuentran bien por sí mismos y no necesitan la energía de Virgo.

Una de las principales consecuencias de ver sus energías vaciadas en sí mismos, es la búsqueda del placer y la diversión en todo momento. Esto puede convertirse en un hábito peligroso que conlleva cada vez más a la perdición dentro de sí mismo. Debemos ayudar a las personas que se sintieron ignoradas y mostrarles que tienen un lugar en la sociedad, que sus energías de virgo son bien apreciadas y recibidas, y que estamos listos para aceptarlos. Solo dándole una salida a sus energías llenas de amor y compasión es que podremos ayudar a que el nativo de Virgo no se pierda dentro de su amor propio.

PUEDE INTERESARTE